La amabilidad del profesionalismo

Hace poco me encontré con un libro genial, de verdad tienes que leerlo, su nombre es Code Simplicity de Max Kanat-Alexander, es sobre programación pero cuenta con principios que pueden ser aplicados a cualquier tema (recuerda que de todo podemos aprender), también descubrí que tiene un blog con el mismo nombre, ¿cómo es que alguien no me lo dijo antes?, pero bueno, en uno de sus post habla sobre la amabilidad y el código, como a veces existen programadores que no son nada amables con los demás sobretodo para compartir conocimiento sobre proyectos.

Empieza así:

Es muy fácil pensar en el desarrollo de software como una actividad totalmente técnica, donde los seres humanos realmente no importa y todo se trata de la computadora. Sin embargo, lo contrario es realmente cierto.

La ingeniería de software es fundamentalmente una disciplina humana.

Continua:

En realidad, los sistemas de software son escritos por personas. Son leídas por personas, modificadas por personas, entendidas o no por las personas . Representan la mente de los desarrolladores que los escribieron. Son lo más parecido a una representación cruda del pensamiento que tenemos en la Tierra. No son ellos mismos humano, vivo, inteligente, emocional, malos o buenos. Es gente que tiene esas cualidades. El software se utiliza enteramente y sólo para servir a la gente . Son el producto de las personas y suelen ser el producto de un grupo de esas personas que tuvieron que trabajar juntos, comunicarse, entenderse y colaborar eficazmente.

Esto no solo es aplicado al desarrollo, es aplicado a cualquier servicio o proceso productivo, desde la persona que prepara comida, vende pan o trabaja para una gran fabrica o compañía, lo que hacemos no es el fin mismo, es decir no pasamos 8 horas o más trabajando porque es lo que queremos, lo importante es lo que logramos con ese tiempo invertido, el producto o resultado que deseamos, TODO para servir a otras personas, satisfaciendo una necesidad.

Entonces, ¿qué tiene qué ver esto con la amabilidad?, en realidad mucho más de lo que parece, ya que nada justifica la crueldad al explicar o atender a alguien, el entender algo mejor que otros nos da la posibilidad de ayudarles, el tener que servirles nos da la oportunidad de apoyarles, es un regalo.

A nadie le anima el tener un compañero grosero o irrespetuoso, ni alguien que recalque los errores de los demás, tampoco nos agrada el recibir malos tratos (o caras) de las personas, más cuando  pagamos por algo.

El mostrarle “el camino” o la forma correcta/más eficiente de hacer algo, no implica perder la capacidad de ser amable, el mundo está lo suficientemente lleno de odio e injusticias como para hacer nuestro trabajo con maldad.

Lo que hacemos es por el bien de otros, lo que recibimos es el conocimiento, esfuerzo y tiempo de alguien más.

Y sí… todos tenemos días malos, donde estamos cansados, hartos y heridos pero eso no nos justifica para ser crueles con quien espera nuestra ayuda, ya que al fin de cuentas eso hace funcionar al mundo: Un esfuerzo colectivo donde nos necesitamos.

Janeth Rodríguez

Sí podemos apoyarte en algo, hazlo saber te dejamos información de contacto 

facebook twitter WORDPRESS.jpg  gplus   pinterest correo

 

 

Anuncios

4 respuestas a “La amabilidad del profesionalismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s