Mi luz que se apago

Podrías creer que dentro de ti, desde antes de tu nacimiento o quizá un poco antes, se encontraba dentro tuyo mucha luz, energía, fuerza y poder, ¿lo dirías en voz alta o reconocerías?, o posiblemente sentirías que admitir algo así es loco y sentirías vergüenza.

Puede ser que pocas veces lo hayas escuchado o posiblemente nunca alguien lo pronunciara cerca de ti o sobre ti, pero es una verdad que desde que nacemos nos acompaña, sólo que el mundo, su movimiento y lo que conocemos como vida o llegamos a pensar nos aparta de este tipo de verdades.

La posibilidad de nuestra vida por si misma ya es por estadísticas, milagrosa, no elegimos la forma en que llegamos, el lugar, las personas que nos cuidaron, la situación en general, a veces todo ello no es nada afortunado, espero ese no sea el caso, muchas otras tenemos “la suerte” de que sea bueno en todo sentido.

Aún con todas las posibilidades, un día nos encontramos aprendiendo, admirando, creciendo y averiguando quienes somos, sí es qué tenemos ese famoso propósito, que personalmente sí creo que existe para cada uno, en todos esos momentos, con todo ese movimiento y cambio, es bueno saber que somos luz, que no nacimos con malas intenciones, miedos, prejuicios ni diferencias que separan.

Que cada día nos expusimos a las imágenes de la belleza, éxito y aceptación, que es probable que “nuestras verdades” más aferradas, sean ideas torcidas de alguien que un día decidió que tal color, forma, apariencia, carácter, creencias o ciertos clichés eran buenos, porque funcionaban para algunos, pero apartaban al resto, y con esos conceptos tan aclamados por la vista, olvidamos que teníamos luz en nuestras diferencias.

Así que fuimos apagando quienes somos, escondiendo, quitando, calmando, cambiando esos sentimientos, dones, características que escuchamos eran diferentes, tal vez nos acostumbramos a que las cosas sean de cierta forma, aceptamos con mayor facilidad un insulto o agresión intolerante disfrazado de critica, a una buena palabra, por el hecho de no sentirnos suficiente, de no creernos merecedores, de pensar que dentro del concepto ideal estamos fuera.

Pero sí nacimos con potencial y luz, y las circunstancias nos apagaron, podría ser buen momento para recuperarnos, sería un buen momento para darnos la oportunidad de ser buenos sin temer ser tontos, ridículos, o soñadores, sí las ideas de algunos un día dijeron que era aceptable, ¿hoy tú te atreverías a definirlo para ti nuevamente y cambiarlo?

Puedes ahora aceptarlo o decirlo a alguien más…

Espero tengan una bonita y poderosa semana (:

YinJaneth

Anuncios

2 thoughts on “Mi luz que se apago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s