El orgullo de la timidez

Aunque suene un poco loco o tal vez tenga un poco de lógica para ti sí es que lo has considerado, viendo las cosas con el paso del tiempo he encontrado que muchos de los comportamientos que entran dentro del concepto de timidez son orgullo disfrazado,  ¿cómo es esto?, bueno comencemos con ver los conceptos.

Timidez: Sensación de inseguridad o vergüenza en uno mismo que una persona siente ante situaciones sociales nuevas y que le impide o dificulta entablar conversaciones y relacionarse con los demás.

Orgullo: Exceso de estimación hacia uno mismo y hacia los propios méritos por los cuales la persona se cree superior a los demás.

A simple vista son opuestos, pero creo que uno lleva al otro de una manera “secreta”, el orgullo nos hace creer que nuestro valor es mayor al real, o que los demás son menos, nos exalta, nos engrandece, nos alimenta el ego, claro también existe el orgullo bueno (que es el bien enfocado, razonable y sano), ese el necesario para tener respeto por uno y los demás.

878618_w1020h450c1cx511cy250

La timidez como conocemos es esa limitante, ese algo que puede hasta paralizarnos, alejarnos de lo que realmente queremos, dañarnos y cerrarnos, nos lleva a afectarnos, a no ser auténticos y en casos extremos a neutralizarnos.

No es algo nada agradable estar en ninguno de los dos extremos, tal vez el primero pueda levantarnos, ayudarnos y hasta salvarnos (en apariencia) pero debemos ser cuidadosos. Con esto en mente, ¿cómo es qué existe orgullo en la timidez?

Bueno cuando nos detenemos al querer o necesitar preguntar algo y sentimos timidez, puede esconder orgullo, puede ser que creemos que debemos saberlo todo, que preguntar es algo vergonzoso por el hecho de que necesitamos ayuda, reconocer nuestra falta, deficiencia o debilidad en alguna área nos afecta porque seremos expuestos a depender de otros.

Ya no seré yo quien tenga el control, el que todo lo sabe, el que todo lo puede, tal vez no es así (No lo es), es natural necesitarnos, apoyarnos y comunicarlo, no tiene nada de malo, y mucho de bueno y aprendizaje.

Entonces quizá si somos un poco honestos con nosotros podamos ver lo que hay detrás de algo tan inofensivo como el color rojo subiendo a nuestras mejillas, tal vez la verdad pueda liberarnos (no de forma inmediata sino progresiva) de comportamientos que no nos sirven sino que nos detienen.

Tal vez ver las cosas como son pueda hacernos crecer y nos ayude a ser más pacientes con los otros.

Saludos, espero que tengan una bonita y poderosa semana.

YinJaneth

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s