Conocimiento

Alguna vez has observado cómo atraviesa la luz un vitral, o cómo pasa entre las hojas de los arboles por la tarde, eso siempre me ha parecido muy relajante, podría observarlo con toda calma.

Tanto el vitral o las hojas, son algo por si mismas, pero no siempre llamarían mi atención, a la luz sin embargo sería más complicado el ignorarla, algo parecido pasa con el conocimiento (o más bien con el entendimiento), durante toda nuestra vida somos rodeados de el, de conocimiento, de algo que aprender.

Aunque esto es así, no significa que lo notaremos siquiera, Dios tiene una forma de obrar en nuestras vidas muy parecida a la de esa luz, porque Él es luz, somos alguien, pero descubrimos un propósito más grande cuando su luz pasa quienes pensamos ser.

Cuando dejamos que nos muestre sus conceptos, y comparemos con los nuestros, en ciertos momentos afortunados podemos entender finalmente que esas ideas que tanto defendíamos como correctas, deben ser derrumbadas para dar paso a su verdad.

No es una idea creada por conveniencia o comodidad, sino una basada en su verdad, amor y justicia, el darnos cuenta de un error es un gran golpe de suerte, aunque sea a nuestros ojos mucho tiempo después.

No hay un tiempo malo para entender, ya que cada cosa tiene su tiempo correcto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s