Cuéntame que cosas pasan: Sembramos lo que cosechamos

No sé si recuerden que les mencione pero algunas personas que no me conocen suelen ser bastante sinceras conmigo al hablar sobre sus vidas, es algo muy común ahora (aunque extraño cada vez), en alguna ocasión tuve la oportunidad de conocer a Don Vicente (Cómo el cantante le dije) es un adulto mayor con ojos dulzones y claros, expresiones marcadas de sonrisas y cierto toque de que bromea mucho todo el tiempo, es bastante amable, de hecho algo que le gusta hacer es platicar con las personas que trabajan en donde vienen y van los autobuses, siempre hay movimiento de personas, tiene amistad con los choferes, y trabajadores de ese lugar, trabaja descargando música para sus viajes, la busca y se las entrega, su historia es un tanto dura (como la mayoría de las sonrisas) en temas familiares su situación es complicada, tiene una nieta que ama, le compone canciones y lo extraña mucho, pero una mala relación con su hijo y nuera que no lo permite ver a su pequeña niña como quisiera, no se ha llevado bien con su hijo del todo al parecer, me pregunto sí yo tenía afecto por mi papá y estaba muy emocionado diciendo que todavía existen personas así, nunca me explico como personas así pero tenía esperanza, cada historia tiene dos versiones dependiendo de los afectados, pero dicen que sembramos lo que cosechamos, nuestras acciones se quedan como semillas en las vidas de otros, muchas veces esas actitudes que no son nada para nosotros son de importancia para quien nos escucha, tal vez no podamos saberlo todo el tiempo, pero cada día tenemos la oportunidad de reconstruir (o intentarlo) esas relaciones heridas, dañarse en alguna época no significa que ese deba ser el fin, sí se quiere, se lucha y se trabaja, tal vez no pueda olvidarse todo lo anterior (ni debería porque de eso aprendemos), pero puede crearse un puente para el perdón.

A todos nos a tocado ser lastimados y provocar dolor en ciertos momentos, pero eso no ese no es limite, podemos arreglar las cosas, podemos soltar sufrimientos, podemos luchar por esa cercanía que sentimos nos hace falta, podemos cambiar lo que sembramos por algo mejor, pero cuanto tiempo esperaremos para empezar.

Te invito a perdonar, soltar y liberarte de esos rencores, tal vez no fue como pensaste o querías, pero mientras cada día estamos aprendiendo más aún siendo adultos, nuestra conciencia va creciendo así que enfrentaremos lecciones duras, pero sí tenemos la decisión enfocaremos nuestras vidas para bien.

Espero que tengan una bonita semana, se sientan libres y aprendamos todos a superar y reconocer lo que hacemos.

PalabraForteComparte

Anuncios

6 thoughts on “Cuéntame que cosas pasan: Sembramos lo que cosechamos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s