El abrazo a tus emociones

Has pensado qué tal vez no seas tú, en nuestro día nos llenan de comerciales, notas, canciones y filosofías de “La felicidad” de que realmente para ser exitoso debes ser feliz(Ser feliz ya es un éxito por si mismo, pero ese es otro tema), eso todo el tiempo o el mayor tiempo posible, pero como los seres complejos, emocionales y con ego que somos, eso de estar contentos las 24 horas a una gran mayoría no se nos da, eso nos saca de la jugada del mundo según su concepto. En esos casos tomamos varios caminos posibles para seguir al resto de humanos contentos, empezamos a comparar nuestras vidas con otros, vemos desde sus cosas materiales, relaciones, profesiones, y logros, nos centramos en lo  mejor que captan nuestros ojos, donde parece que todo avanza para bien en sus vidas, donde nos convencemos de que saben donde dar el siguiente paso para que sea grandioso e imitamos, pero lo que le funciona a uno no es lo que va con nosotros y viceversa, esto puede traer frustración y el pensamiento de que estamos mal, rotos, faltos, averiados, pero NO, no es así, también puede pasar que empecemos a quejarnos de los males, problemas y cualquier mínimo detalle que no sea como esperamos, porque simplemente no estamos felices como se supone deberíamos, quejarnos de vez en cuando sirve: para desahogarnos, cambiar, decidirnos o solicitar mejoras, por otro lado puede ser una complicación dependiendo de nuestra actitud.

Entonces, qué hago si no me siento en la fila de los felices, de los que se llenan  por el sentimiento de alegría momentánea, de los que son confeti al caminar (Van sonriendo, cantando, siendo alegres), qué pasa conmigo, tal vez quiera ser así. tal vez lo intente o lo finja para que se vuelva cierto, pero se nos olvida que somos más que una emoción, somos combinaciones de ellas, creamos a través de  cada cosa que experimentamos, nos motivamos y formamos nuestro carácter, no podemos ser felicidad todo el tiempo, hay personas que reflexionan por medio de la tristeza, de la melancolía, que expresan con enojo de forma artística, que sus emociones son motivación cuando lo necesitan, no existen emociones negativas, existen acciones dañinas partiendo de emociones descontroladas, tus emociones no te llevan de la mano y te mueven, están para recordarte que experimentas las situaciones de cierta manera, es una invitación a conocerte, a que reconozcas que te sucede, cómo lo vives, qué puedes hacer, y lo que pase, lo que hagas con ellas dependerá de tu guía, tu llevas tus emociones no al revés, se que pueden ser intensas y parecer gigantes en ocasiones pero nunca serán mayores a tu capacidad para controlarlas (De verdad), date el tiempo de conocerte al experimentarlas, respirando y dándote autoridad, responsabilidad y poder para decidir a consciencia como actúas.

No te sucederá algo que no puedas controlar aunque no lo creas, hasta el manejo de las emociones se practica, y cada día aprendemos.

Saludos, que tengan una poderosa y bonita semana.

YinJaneth

Anuncios

2 thoughts on “El abrazo a tus emociones

  1. No creo que se pueda ser feliz 24 horas al día 365 días al año. Hay que aprender a convivir con nuestras emociones y capear los temporales 🙂 Miedo me dan esas personas que siempre están felices, como diría mi abuela “la procesión va por dentro”.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s