Cuéntame que cosas pasan: La envidia habla entre dientes

Hola, la semana pasada empece un nuevo proyecto, es en una ciudad nueva, no muy lejos de donde vivo pero desconocida al fin de cuentas, esto fue muy rápido y me sorprendió pero es una muy buena oportunidad de aprender, tengo muy pocos días así que no podría decir que conozco a las personas con quienes me toca trabajar, pero me he dado cuenta de como pueden ser por su trato, tampoco quiero generalizarlos porque eso me llevará a drama y no quiero, y pues no es lo mismo tratar con alguien nuevo que ya con el tiempo y convivencia, una de las cosas que note por muy obvio es el cansancio físico y mental que cargan consigo mis compañeros, no es que se realicen trabajos rudos o pesados, sólo que pasar mucho tiempo sentado incluzo es cansado,  a eso sumarle las exigencias de resultados y el esfuerzo para enfocar sus habilidades en conseguirlas, eso resume su cansancio por esfuerzo, realmente no sé cuanto tiempo lleven en ese empleo pero como al ser una persona nueva en el lugar, me brindaron las herramientas que necesito para trabajar, eso al parecer no le agrado mucho a un compañero, y simplemente hablo entre dientes diciendo que el quería cosas nuevas, luego un espacio de trabajo y silla cosa que tampoco le agrado, cambio varias veces la silla por la suya (gastada) cosa que es infantil (eso sin que lo viera, pero era muy notorio), llegar a un lugar nuevo y pelear por una vil silla no estaba en mis pensamientos y no lo hice, sólo la cambie nuevamente (pensé, se da cuenta de que lo note y deja de hacerlo *No funciono*), eso fue uno de mis primeros días, realmente no son las cosas, es el respeto por las personas, no puedes tomar cosas que crees mejores sólo por deseo, cosa que he aprendido en el tiempo de trabajar es el de sí necesitas algo pídelo, lo peor será un no como respuesta.

Las personas que hablan entre dientes por cosas así simplemente no merecen tanta atención, buscan una respuesta como la del tono de sus palabra y la verdad seguirles el juego es una perdida de tiempo y energía, afortunadamente sólo fue una horas de esa idea, al parecer ya acepto el hecho de las herramientas que cada quien tiene, a pesar de eso no creo que sea un lugar rudo o incomodo para trabajar, realmente no, al pasar unos días ahí he visto lo fuertes que son, el empeño en las cosas que hacen, y eso me agrada, creo que me falta contagiarme de ello, porque a veces me desanimo y me llegan dudas de por qué hago las cosas, así que sólo deberé recordar mi motivación y propósito.

Puedo decir que tal vez el compañero no siga muy feliz con mi presencia, sigue hablando entre dientes por mi capacidad y resultados (Aunque también por todos los demás), pero sólo se ha quedado en eso, ya que hasta ahora he cumplido con cada cosa que se me asigno en la forma que se dijo, pero una persona que observa a los demás y juzga los tiempos, actividades y actitudes de otros, y los compara con su propio estándar de “lo que debería ser”  no estará contento con nada, para fortuna esa no es mi responsabilidad, ojalá recordará que cada área cumple con distintas tareas, en diversos tiempos, con diferente complejidad y habilidad, podría elegir aprender y valorar a los otros o envidiar entre dientes las “ventajas o facilidades” que su mente le hace creer, al parecer en su días ya eligió, por mi parte, me queda aprender mucho y crear con motivación cada día una solución nueva, que ese es mi trabajo.

¿Y a ustedes se les a cruzado alguien así?

Saludos y bonita semana.

Anuncios

2 thoughts on “Cuéntame que cosas pasan: La envidia habla entre dientes

  1. La envidia y los celos son cosa natural en gente que no esta a la altura de lo que se espera de el, eso le lleva a pagar su frustración con los compañeros que entran nuevos, ve en ellos un handicap que tienen que salvar por miedo a que los nuevos rindan más y le superen en todo, eso le hace creer que su puesto peligra lo que le lleva a poner obstáculos o la zancadilla a todo aquel que entre nuevo, esto no es nada nuevo ni es grave mientras esa envidia y esos celos no le lleven al rencor. Un abrazo. 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s