Cuéntame qué cosas pasan: Pedazos de corazón

Qué tan seguido te ha pasado el ir a un lugar, sin saber la razón de ello, cuando una invitación casual a un sitio puede llevarte  a escuchar las palabras fuertes, las palabras que conoces pero no son fáciles de aceptar, las que tal vez pensaste pero se quedaron en tu mente, pues bueno, hoy me paso algo así, literalmente, ayer después de todo el show que paso en el día, termine ensayando con un nuevo instrumento (la guitarra) claro fue sólo por ese día, pero cuando término mi hora de ensayo, siguieron un grupo que se presentaría el día de hoy, me invitaron como siempre lo hacen (o al menos de un tiempo para acá) y pues me dio por ir, por qué, la verdad no conozco la razón, es un buen lugar, son buenas personas (no conozco a todas, pero las que sí, son geniales), así que me preparé temprano para salir y llegar a tiempo, en el camino me encontré con una persona que también iba para allá, no sé mucho de esa persona pero hablamos un momento, al llegar pues tome un lugar y empezaron a tocar después de unos minutos, cantaron varias canciones (muy bonitas y animosas por cierto) y después dieron una plática, una sobre el número de personas necesitadas en el mundo (no personas en situación de calle, o algún problema parecido) sino de la necesidad de afecto, del acto de un simple abrazo o las palabras correctas, las palabras cálidas, al pensarlo puede que llevemos muchos años sin el contacto de un abrazo incluzo de nuestra propia familia, sé que hay otras personas que acostumbran ser afectuosos todo el tiempo con todos sus miembros y hasta invitados, pero en mayoría creo que las cosas no son así, hay familias con ese espacio, esa brecha que con el paso del tiempo va a apareciendo, es que en algún momento alguien piensa “ya es grande/mayor no necesita un abrazo o que le digan las cosas” pero como personas, como sentimientos y conciencia que somos, sí nos falta, nos pesa, puede que alguien sea fuerte en apariencia pero y sí está quebrantado por dentro, sí siente un vacío y soledad tan grande que esconde en una sonrisa, sí el mundo le pesa a pesar de su buen consejo a los demás, a veces sólo a veces necesitamos ese contacto, ser ese abrazo salvador, porque no nos cuesta nada intentarlo, no nos quita nada y puede hasta que sin saberlo nos salve.

Nuestros actos afectan al mundo somos una serie de vidas independientes, con una conexión grande, una universal, no es que salgas con un cartel o te pongas una capa, pero hacer tu sitio un mejor lugar para otros, es un gran cambio.

“La fuerza de tus palabras puede ocasionar el cambio en alguien, puede que tu voz tenga un mensaje, puede que tu escrito tenga cierta fuerza, puede que esa fuerza le haga falta a alguien, y ese alguien puede enfrentarlo al encontrarte”.

Un gran abrazo y una palabraforte

Anuncios

One thought on “Cuéntame qué cosas pasan: Pedazos de corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s