¿Deseos fugaces?

Les ha pasado que de pronto aparecen oportunidades que en algún punto de su vida esperaron, y ahora que las tienen no lo creen posible.

Bueno supongo que eso de que los pensamientos nos acercan o alejan de las cosas no es tan equivocado, y puede que hasta real, pero realmente no sé si tenga esa capacidad de seguir un camino como tal, es decir lo soñé, pero para ser sinceros lo trabaje también, no diré que con pasión desbordante ni actitud de viviré de esto por siempre, pero sí dedique años, horas y pensamientos a algo que en este instante tengo como posibilidad, en mi caso hablo de la música, que al parecer tengo a las personas cercanas que pudieran ayudarme a integrarme a un ámbito muy distinto a lo que conozco en mi vida.

Años atrás en épocas de secundaría tome un libro sobre historia de la música, partituras y estilos de ritmos, lo estudie, lo comprendí, lo viví e imagine un futuro en eso, luego investigue que se necesitaba para poder convertirse en docente porque era lo que quería, vi que era necesario saber tocar un instrumento obviamente, entonces durante la preparatoria y con el sueldo de mi primer trabajo compré una guitarra acústica, supuse que en ese tiempo sería suficiente para la hora de que al llegar a la universidad pudiera estar en una carrera relacionada a la música, intente aprender por mi cuenta con material de estudio que encontraba, repasaba la forma de leer las partituras y buscaba la mayor información posible, al pasar del tiempo  pude dedicarle menos horas de las que esperaba a mi aprendizaje, a la hora de elegir una carrera en la universidad simplemente seguí algo que también conquisto mi atención por completo, la tecnología, se que a los 10 años (Momento de mi vida donde fui a cursos que no olvide) no es una edad en la que muchos dirían que tienes la conciencia suficiente para elegir algo así pero la verdad es un tema que me intereso por completo, aunque aún así no olvide la música, pero era una realidad que en esos años de preparatorio no domine ningún instrumento y eso era algo esencial para seguir ese camino, no diría cual de las dos cosas disfruto más obviamente la música me salva de muchos momentos malos pero asimismo la tecnología me permite crear soluciones, mejorar procesos y usar mi imaginación por igual, claro de una forma completamente distinta pero me deja crear algo.

Es así como cambie mi rumbo profesional por decirlo y me incline por la tecnología, pero años después, al terminar mis estudios y trabajar formalmente en mi área profesional tuve la oportunidad y decisión (Más valentía diría también) de reencontrarme con la música, aunque jamás fue ajena, ya que me acompaño en los desvelos de tareas, los días de viví prácticamente en un laboratorio y en los pasillos de la escuela, pero no como algo que mis manos pudieran crear.

Un día de marzo me entere de una clases en cierta academia, un anuncio que una amiga publico, entonces decidí preguntar, ella me dio información de contacto y me dijo que era alumna, entonces pensé mucho si llamar o no, creía que ya era “muy tarde” para aprender, pero me animo saber que iban personas de todas las edades y no solo niños pequeños, en esos momentos tenía complicaciones para inspirarme al crear código y diseñar un sistema, era cosa de nada pero estaba presionada por mi propia mente, pero no quería esperar más (A los 4 años escuchaba música de piano a escondidas en unos audífonos) tenía literalmente años queriéndolo, así que un buen día llame, pedí información y quede en ir a conocer la academia, un día de abril finalmente fui, admito que mi corazón estaba tan nervioso como cuando tuve mi última clase en la universidad, esa alegría- nerviosa que no sé si conozcas, al entrar uno de los salones estaba lleno, de guitarristas, bateristas y bajistas, tan lleno que no se como cabían todos jaja alguien me pregunto si buscaba al profesor, y me dijo es la siguiente puerta (tiempo después esa persona es una de las mejores que eh conocido) cuando llegue a la otra puerta encontré al profe a esa persona que ahora me pone a practicar y aprender tanto, y a otro compañero tocando, entonces el termino su hora y me platico de como eran las clases, ese día me quede, y desde entonces aprendo bastante, es como terapia, no sabía en ese entonces que “la música es disciplina” sigo en el intento, hay temas que son más complicados que otros pero con practica todo se puede.

No tengo idea si este tiempo, este esfuerzo lo canalice a algo más que un pasatiempo, pero en realidad eso sí me gustaría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s